enero 14, 2006

Efecto pájaro piedra

Yo pensé que era un pájaro, te lo juro
Le acaricié el petirrojo y cantó dance me
Estaba segura de sus estelas de golondrina.
A mi balcón, a mis ojos, alcanzó mi cuerpo su mano alada
Desaparecía tres o cuatro días, aprendí de memoria sus dos patas
y cómo despeinaba las plumas con la cabeza rendida.
El reojo
el pico de risotada o de canto.
Te juro que era un pájaro, pero en la borrachera que su voz trajo
una piedra se estrelló en mi ventana.

2 comentarios:

angel dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
angel dijo...

Me ha gustado mucho el impacto del ave sobre la realidad de la vigilia en tu poema....