enero 05, 2006

Llega el año, un poco más de frío,un invierno débil.
Los proyectos en los bolsillos como trenes.
Es emocionante la renovación, la siento a mi alrrededor, la oigo, no sé si será cierto. No sé que significa el silencio, ni las dudas, no sé de las ausencias, ya tampoco sé si me han de doler pues no hacen falta. Ahora sé muy bien que tengo en la mano derecha, que tengo en la izquierda y qué es lo que no quiero tener. Bienvenido año.

3 comentarios:

Rafael dijo...

Siempre está bien saber qué nos traemos entre manos, ¿verdad? El poema de Pedro Serrano lo leí en un suplemento cultural de El País; me gustó tanto que en seguida lo colgué en mi blog, casi sin pensar.
Espero que el año te traiga lo mejor, sea o no esperado :) Un saludo, gracias por tu visita... nos vemos!

will dijo...

Pues a pegarle, por el puro gusto de subirse al ring y brincar desde la tercera, no por la foto del día siguiente... el caos espera

El Gran Bogo dijo...

Dora:
no sé si te acuerdes de mí, soy Jorge A. Amaral, del subte, Alfredo nos presentó en el Encuentro de Poetas, en Mugrelia.
Alfredito me pasó una plaquet o como se llame, no recuerdo el título pero me agradó bastante tu trabajo.
bueno el mensaje no es para lisonjearte. Oye, de casualidad no sabes en qué poetas podría apoyarme para explorar la soledad, el blues y el jazz en la poesía. ten encargo mucho.
Saludos y si necitas referencias mías (soy un desconocido), preguntale a
Alfredo.
Saludos, Bye