junio 30, 2007

En palabras de Rodrigo Flores

(...) Creo que hablar de poesía mexicana como una mónada, me resulta algo complicado, así como hablar de poesía argentina, chilena, guatemalteca, brasileña o marroquí. Este problema ya lo vislumbraba Octavio Paz en un texto que se llama "Alrededores de la poesía hispanoamericana"(...). En tal caso, suponiendo que existan algunos rasgos definitorios y totalizadores que permeen la poesía escrita en México, ésta se ha bajado del caballo en más de una ocasión --(...) la estética y retórica de lo sublime/puro/esencial no ha sido superada--. En distintas épocas y desde distintos horizontes se ha cuestionado, confrontado y debatido el problema de la escritura de poemas en México, aunque tengo que reconocer (eso sí) que la discusión no se ha dado más que manera insular y, hasta ahora, casi nunca de manera pública.

Para darse cuenta de que la escritura en México no es homogénea, y tiene un grado de problematización no menor, sólo hace falta leer a autores como Gerardo Deniz, José de Jesús Sampedro, Jesús Arellano, Gloria Gervitz, Mario Santiago Papasquiaro o al mismísimo Eduardo Lizalde

para ver la entrada completa

4 comentarios:

nery tello dijo...

el problema es muy complejo, te mando un abrazo

Antonia Katz dijo...

Desconozco la problemática y los avances en relación a la poesía méxicana. Es más, la única exponente joven que conozco eres tú: Dora.

Existe alguna página de elecciones afectivas para interiorizarse.

Un abrazo

Jorge Ampuero dijo...

Esto se cuece en todas partes y no creo que Mexico sea la excepción. La vanguardia poética latinoamericana,si se puede decir,adolece hace mucho de "originalidad de búsqueda" en los muchos y de "perseverancia de hallazgo" en los pocos.

Saludos...

Antonia Katz dijo...

Sigue metaforeando?