septiembre 19, 2008

de Ray Loriga


No miramos hacia arriba por que no se nos ha perdido nada en las estrellas, todo lo que tenemos está tirado por el suelo


Las cosasas nunca te pasan a ti. Las cosas van demasiado rápidas, pasan alrededor de ti sin que puedas hacer nada.


Cualquier imbécil puede herir a una mujer pero sólo un hombre grande puede llevársela para siempre.

...y ...planes para algo definitivamente mejor que aún no tiene nombre; seguir contigo.


Los relojes, la obsesión por los relojes, por tenerlos y mirarlos y la mierda de estar siempre debajo de alguno, la mierda de las horas decidiendo cosas, horas de hacer algo y horas de hacer lo contrario, horas infranqueables como un jodido muro de acero.


¿Qué más recuerdas de las escaleras?
sólo eso; la altura, el dolor el frío y las horas.


Algunas personas valen más por lo que piden que por lo que te dan.


Dentro de algunos años habrá otro que lo verá todo de otra manera por mí.


Yo le dije: Eso ya lo sé, deberían vender pistolas sin licencia para que los niños que nunca cumplirán los veinte pudieran defenderse de los hombres que nunca tuvieron quince.


En cualquier caso nadie espera que aciertes a la primera, sólo tienes que cuidarte de no tener un número de errores alarmante.


¿A quién le importa una excavadora y qué le importamos a un ascensor todos nosotros?


No consigo entender por que todo tiene que estar bien hecho, no me atrevo a salir de la cama y afrontar todos los días la tiranía de la perfección.


¿Por qué uno tiene que pasarse la vida yendo y viniendo?
¿Porqué no puedo quedarme quieto un momento sin tener que decidir de qué sabor quiero mi helado?


¿A quién le importa que me reviente la cabeza y a quién le importa que a nadie le importe?


Estar bien es una especie de carga, estar bien significa estar dispuesto y ese estado te lleva inevitablemente a algún tipo de enfrentamiento. Es como extender dos brazos fuertes y sanos cuando a tu alrededror se están construyendo pirámides; es raro que no te caiga alguna piedra. Estar mal en cambio, es estar tranquilo, tan tranquilo como una fortaleza quemada en mitad de una guerra. Alejado de todos los retos, de todas las obligaciones. Estar absolutamente borracho es estar incapacitado para la acción y por lo tanto tan alejado como se puede estar de la responsabilidad o lo que es casi lo mismo, de la culpa. Momentos sagrados , paz absoluta, de esfuerzo cero (...) Estar bien significa estar preparado para lo peor, estar mal, es permanecerquieto y tranquilo. Estar bien es Julio y estar mal es Septiembre.

¿Y ahora cómo te encuentras?
Bien, quiero decir, mal.


Si el problema es tu cabeza esconderé tu cabeza donde nadie pueda encontrarla.


Los sueños que se adaptan a las circunstancias no son sueños, se llaman anuncios y los utilizan para fastidiarte las películas.*


*todo tomado de Héroes, Ray Loriga

1 comentario:

andrés berger dijo...

gracias por pasar, vuelvo a verte y...me gusta lo que veo. Espero poder ir pronto a mexico