marzo 10, 2008

De ti no hablemos. Eres inefable
por naturaleza
Otras flores la mesa solo adornan
que tú siempre transfiguras.
Se te coloca en algún simple vaso,
y he aquí que todo cambia:
tal vez la misma frase,
pero cantada por un ángel

Rainer Maria Rilke

*rosa/pastel sobre minagris, César Moro


2 comentarios:

angel dijo...

La eterna fugacidad de la belleza innombrada, imaginada o pensada; por un ángel, tal vez, cantada. Un gusto descubrir tu espacio para además releer a Rilke.


Saludos

Ana dijo...

es del libro de La rosa? hace mucho que no lo hojeo, pero Rilke es un gran ejemplo de la propuesta de tus talleres, la emoción. muchas felicidades por esos cursos, ojalá estemos en contacto, me gusta mucho Colima. Saludos!