abril 17, 2007

Después de 80 horas juntos


Nuestra comunicación siempre está llena de saltos, como niños nos enredamos porque nos queremos decir todo
o no queremos decir muchas cosas.
Ocultamos lo indispensable y explicamos todo aquello que quisiéramos que deje rastro,
sangre o imán en el otro

Alfredo Carrera y Dora Moro

1 comentario:

Evolución Aire dijo...

Sútil y sublime...desde la montaña...