septiembre 24, 2006

Feria Estatal de Chihuahua del 27 de agosto al 2 de Septiembre

Una vez más el viaje, un traslado que más que de un lugar a otro fue desde lo laboral a los temas del espíritu, de la enseñaza al aprendizaje, y al reencuentro de la amistad. El curso de Metáfora, una experiencia intensiva. Recibimiento de ideas geniales, sorpresas, preguntas y una fabulosa integración de parte de los alumnos de todas las edades.


Los Mayores: Bertha Valderrama con su maleta cargada de lecturas Carlos Sánchez con sus dudas acerca de los mecanismos y el peligro de utilizarlos. El maestro Juan Ruiz, quien me dejó su libro sobre mapas mentales y a quien agradezco su admiración, todos ellos muy atentos, abriéndose a la sorpresa de la metáfora que planteaba ?la banda? de letras: Eva quien tenuemente formulaba metáforas originales, Chassel con su fuerza, Sarahí con sus imágenes a punto del video, Mariana, Anna entonando lo fresco; Martha Estela Torres, quien a pesar de su evidente experiencia en novela, insistía en hablarme de usted. Antonio Hernández, Alexandro y Héctor carcomiéndole pedazos a lo literal para convertirlo en tropo. La doctora Margarita Lucatero quien después de tomar el taller, quedó convencida de que podemos llevar este tipo de cursos al centro integral terapéutico. La banda de la licenciatura de Química, quienes dijeron que al asistir al taller se encontraron con que los poetas no somos tan extraños. Héctor mencionó que hasta creía que se había equivocado de carrera. Y Toño García, el director de la facultad de letras de la UACH, quien expresamente entró para aprender y en momentos claves fungió de apoyo para este exitoso curso. Gracias a todos ellos por abrirse y entregar.
Al maestro Pablo Aguirre por invitarme y a Gabriela Mar y Raúl Alfaro, ellos tres, del Instituto Chihuahuense de la Cultura, por todas sus atenciones.
Aquí el cadáver exquisito con el que cerramos el curso:

Se escudriñaban dentro de los parpados de Buda
mis mariposas flores con alas

Y después recordé el café deslizarse por los dedos de la abuela
sucumbí por tus labios de vino tinto
porque es mi corazón un acróbata que brinca entre emociones
y mis manos supieron de ti.

Desahoga tu baile cauce de palabras
ahí soy mariposa en vitrina azul
donde pintamos la puerta de nuestro tiempo al abanicarnos los cuerpos
en el centro del olor del martillazo
mis escarabajosdedos palpan mi cara.

Cuando te sumerges en la ficción, te aterras de la realidad
me gusta estar a lado del lago oscuro de tu cuerpo
porque me nublas el juicio
la desesperación de la duda me tiene impaciente


Al terminar el curso, Toño y yo comimos en el hotel Palacio del Sol, donde hicimos un resumen y el balance fue más que bueno.

El viernes me encuentro con Marco Antonio Campos en el aeropuerto y sorpresivamente con Miriana Moro, la sobrina que andaba filmando documental en Creel.



Después nos reunimos en el hotel SanFrancisco con Marco, Luis Humberto Chávez, Alí Chumacero, etc.


Y nos pasamos a un brindis en honor del maestro Chumacero en lo alto de la torre del Congreso del Estado, convocados por Margarita Muñoz, donde no perdemos la oportunidad de mirar toda la ciudad desde lo alto e intercambiar impresiones de la poesía experimental con Lilvia Soto y Alfredo Espinosa.



Que vamos a comer carne y los que lo sugirieron no llegaron, pero ahí estuvimos en una gran mesa haciendo comer taquitos a Chumacero que era de los que no comían carne, mientras Marco Antonio y yo nos salíamos de escena. Gracias Forastero, por la caminata y las sonrisas, por reiterar que el encuentro nos convoca mejores momentos cada vez, aunque la Golondrina revolotee de nuevo.

Por la tarde me mudé a casa de Violeta Rivera, venaditalocapoeta que me trajo toda la semana de acá para allá y no me abandonó. Ya el primer domingo habíamos ido a compartir la chela con el Ritxi y Edu, al bar La roca, donde Ricardo y yo tomamos ¿algo que no fuera cerveza?. Desde entrada la semana nos recibieron Claudia, Félix y Saúl en el MOMO y recuperaron plumas, cables y cuanto objeto olvidaba yo, en el minimalista y conceptual bar, donde terminamos el sábado performando, después de la lectura de algunas poetas Chihuahuenses: Lily Blake, Lilvia Soto, María Merced Migoni, Margarita Muñoz, amables amigochas.
El performance llamado INCONMENSURABLE, mezcló un remix de los poemas sonoros de Violeta con un interlude a manera de guión y cerraba con mi "Decreto tercer milenio" mientras la venadita hacía sus clásicos efectos sonoros. Algo pasó que cuando terminamos, vi muchos colores en el aplauso y en las voces, en la mirada de Hugo Sánchez ( a quién le debo este viaje) y toda la concurrencia, gracias Violeta porque en el sonido te descubro como en la sonrisa, como en este cielo.

Interlude de INCONMENSURABLE

Dedicada a todos aquellos que aún creen en el lenguaje poético,a quienes escriben con la inteligencia y la operación: click derecho, sinónimo, dominguera, se queda.

-Ding-dong
-¿Violeta?
-¿Quién es?
-Soy la oquedad
-Democratización yuxtapuesta longitudinal del ser
-Tu corazón alverga rosas, avanza la sombra más lento
-Ablación quirúrgica de un riñón esferoide
-Espejo y agua; luz y noche
-Hipérbaton en vítreo óptico y ontológico mimetismo
-Gris rocío es el crepúsculo
-Triquiñuela ñaca,ñaca,triquiñuela se hace añicos
-Yo, nostálgica por el beso frente al mar en el ocaso
-Mezquino homosápiens en un grito en triángulo, en círculo
-Mis sueños en redención a ti
-El psicodrama de la catexia, catafíxiame los cristales por los píxeles en celofanes múltiples, tornasolados

-AGUARDA BATMAN, VOY POR ALIMENTO
-OH, CIELOS ABUELA, CREO QUE YA HICE UN BATIDILLO CON MI EMPAREDADO

-El dolor de la esperanza perfume de tu sexo
-La piedra angula entre el poema y la demencia.

La despedida es familiar, el fotógrafo y VJ Jonathan López y su esposa, me despiden. Hasta el último minuto han capturado un montón de imágenes para el recuerdo, para dejarme saber que en Chihuahua, también tengo cuna.



Aquí con la banda del MOMO, bar sommelier donde el Lancers sabe mejor y donde se abrieron para performar y leer poesía


Con Clemente Padín, investigador uruguayo de poesia experimental y el poeta Enrique Servín en la Feria del Libro


performando en el MOMO con Violeta Rivera


Edu, Hugo poemos encontrarnos, gracias.


Violeta y Jonathan, vamonos tendos


¡Qué bonito es Chihuahua!


Hasta muy pronto. YA dijo el profe Pablo Aguirre del ICHICULT

6 comentarios:

eowyn dijo...

Vaya, Dora, de nuevo felicidades por tu viaje y futuros viajes a Chihuahua y demás!!! Qué gusto leerte y saber en qué andas y con cuanta emoción y pasión!!!

Modestamente sigo tus pasos, amiga-maestra-poemista. Me pusiste en el camino de la poesía. Gracias por eso y por otras cosas más.

Queda un café pendiente, eh? =)

EDW dijo...

jaja, muy padres fotos Dora, a ver cuando te veo de nuevo por aca. mucho exito en tus proyectos amiga.
bye bye

Evolución Aire dijo...

El nuevo look de su blog muy lindo, la relatoría de su viaje a Chihuahua muy lindo, en realidad es muy linda usted y ya se le espera...besos...desde la montaña...

Rafael Salmones dijo...

Pasé por aquí (había varios teléfonos cerca, pero pasé), rememoré lo inconmensurable de la poesía inconmensurable, envidié la performeada al alimón...

Respiré profundo.

Gracias.

eduardodegortari dijo...

wow, ha de ser un gusto enorme poder charlar con Alí CHumacero. Saludos

VilCapote dijo...

Órale, no le conocía esas aptitudes de escaladora de faroles... se ve muy bien Chihuahua.. un saludo.