abril 28, 2006

Camino de ladrillos amarillos


No hay cosa más lugar común que marchar a una Tierraprometida de luces y de juegos que ignoran las consecuencias,
nos pone de rodillas la noche, asoma con rostros que vienen de cada norte
exhalando lamentos en puños que golpean sobre un paño verde, sobre nunca.

1 comentario:

pako dijo...

No hay mas tierra prometida
que un lugar común,
no hay mas que una marcha
que ignora sus consecuencias...

Holadora, espero que este primer intento de navegación, no se quede
tan solo en un cibernaufragio, ni que el elevar del ancla, resulte
contestatario...de cualquier forma
ya sabes lo que me cuesta hacerme
publico. Un abrazo.