noviembre 08, 2005

Los enPedrecidos

para Pedro Serrano



Aquí se construye
se levanta
como edificación de lo posible
el nombre de lo que amigo acordona
y no
no hay palabras capaces
ni respuestas servidas en la taberna
ni whisky apto para escoltar
a los enPedrecidos
que se fractalean por la noche
se moriduermen en palabras desplegadas
se agitan en conversas que ramifican
para sacarse lo piedra
con el afán de atestiguar
que al vino de cepa
ni la agenda
ni el domicilio

A duras piedras
la fecha en la distancia
que no distingue
ni del todavía ni del perpetuo
de la interferencia aPedrada en el muro
ni de la danza en gringo o en francés

EnPedrecidamente
se cimienta
como edificación onírica
para ejercer un oficio anticivil

4 comentarios:

Beatriz Pimentel dijo...

Hola Dora, creo que con este poema le has hecho honor al derecho de poeta de inventar palabras. Me gustó mucho, seguro que a Pedro le encantará

Hm. dijo...

La soledad ya no es museo religioso.

Las luces que no prenden, los teléfonos que no suenan. Las palabras que se esconden entre otras mas suaves, mas tontas. La soledad ya no es museo religioso, por que se han acabado las creencias, ahora solo quedan los rabos de las cebollas junto con la televisión que no termina.
En los museos se exhiben toda clase de objetos, mismos que por alguna razón merecen ser recordados, que ostentan algún valor.
Y las cosas que hay en esta vieja casa no son dignas ni de limpiarse. Ya no decir tomarse la molestia de tirarlas a la basura.
La transfiguración del principio de la felicidad, en el final de la injusticia.
¿se puede alcanzar al destino sin morderse la cola?

Ojalá todo el tiempo transcurriera lento. Bajo los blancos mármoles de los altares que algún día nos fueron. Bajo las cenizas circulares de lo que nos parió, que es lo mismo que termina por separarnos.

Las circunstancias terminan por determinarnos una vez mas. Cielos amarillos en el horizonte pinto de nuestro lazo.

hm.

eowyn dijo...

Me regalaron una libretica donde pienso escribir los poemas que den algo, aunque no todas las veces sé describir eso que me dan: este es uno... el otro... "si me dijeras que has muerto".

¡Qué bueno que redescubrí este gusto que me da leer, y de vez en vez, escribir!

eowyn dijo...

Dora, nos tienes abandonados... échanos una frase al menos! =)