octubre 16, 2005

MISCELÁNEA WEEKEND

Hay veces que la lluvia viene despues de lavar el auto, otras, cae como espectáculo mientras yo la balconeo (literalmente).Otras veces, arrasa con nosotros mismos y nos obliga a paragüarnos (¿porqué esconderse de la lluvia si no es orina?), claro siempre y cuando no sea Chiapaneca.
***
Hoy es un lindo domingo plaquetero y familiar. Andar enpijamada y resolver pendientes con el sr.Oficio y Mrs. Hobbie.
***
Se acerca el viaje y con él, nace la certeza de que existe gente linda y dispuesta, gente que incondicional y subterránea sabe meterse en los túneles de la compartidera.
***
DONDE MUERE LA LLUVIA...hoy murió en mi libro del mismo título, de Juan Bañuelos y mojó la tinta, difuminó sus palabras (Para mi amiga Dora, con mi respeto y mi homenaje a su sensibilidad y belleza...1994), pero no las borró. La lluvia quizá habló por Juan desde Chiapas.Pronto nos encontraremos y sabré si eran sus lágrimas o solamente habitar el mismo cielo.
***
no te detengas en el Puerto
cuando silben los barcos.
El que zarpa es el tiempo.
Pensemos otra vez
las cosas
desde el inicio
del viaje...
(hemos doblado
y desdoblado tanto
las ropas
de nuestra vida.)
(...)
La travesíaa no es la misma luz
de tu semblante.
(...)
El otoño comienza a caminar
sin sombra.
(...)
Si algo te falta
lo aprenderás del sueño.




JUAN BAÑUELOS
Cabo Sunion, Grecia, 1987

3 comentarios:

will dijo...

La magia de las poesia es que nos pueden remitir a otros lugares: aca en londres el otoÑo es muy diferente al Chiapaneco.

Oscar Huerta dijo...

Hola Dora.

Vivito y leyendote. Te dejo muchos saludos.

ó

Alfredo Carrera dijo...

Los pendientes a veces nos ahogan a todos, o tal vez, nosotros mismos le pedimos a la vida que nos ahogue con algunos pendientes porque se han presentados ciertas oportunidades, ciertos llamados.

Nomás saludandola.